sábado, 2 de abril de 2016

Paco Ureña, afinando en Sorando (I)



     Tentaba hace un par de días Paco Ureña donde Paco Sorando, que es casa amiga, muy amiga, a la que llevo yendo una pila de años. Ureña también se ha hecho asiduo a ella de un tiempo a esta parte, entre otras cosas por su vinculación con Andújar, donde desde su época de novillero sin caballos conserva un grupo de partidarios incondicionales, que es lo que tiene mérito. El tiempo ha demostrado su acierto y el fallo de otros que creíamos en algún otro torero que con el paso de los días terminó traicionando a todos los que le ayudaron de verdad en el toro y en la vida. 




     Pero eso son  otras historias que lo mismo cuento cualquier día. A lo que vamos, Paco Ureña llegó sobre mediodía a “Las Navas de Pedro Bagar”, acompañado por Manolo Sánchez, Víctor Hugo “Pirri” y el novillero sin caballos Toñete. En chiqueros, tres vacas de distinto pelo, una colorada ojinegra que fue sensacional y salió por delante, rematando el tentadero una entrepelaíta oscura y otra negra, que tuvieron como mayor virtud la nobleza. 





      El caso es que Paco Ureña se hartó de torear. A pesar de llevar en su muñeca derecha un aparatoso artilugio que minimiza los efectos de la lesión que lo lleva a mal traer en los últimos meses. La verdad, ni se le notó a la hora de manejar las telas, y con toda seguridad tampoco lo hará cuando lo que haya delante sea un toro y no una erala de tentadero. 





     Me sorprendió la forma de volar el capote, de querer imprimirle un ritmo especial a sus muñecas cuando lo maneja. Y, también, que haya ganado en gusto a la hora de manejar la muleta, donde busca encajar la barbilla en el pecho y, por supuesto, mecer la cintura. Todo eso permitió obtener fotos como las que ilustran este post…y el siguiente que verá la luz en “Los Caminos del Toro”.

1 comentario:

Ethaille Seyllanaisse dijo...

Preciosas fotos.👍 dónde se ve un pedazo de torero. Enhorabuena 👏👏👏👏👏👏👏