lunes, 5 de junio de 2017

El toro "resucitado"

     Aún recuerdo cómo hace muchos años conseguí dar el salto a la prensa nacional. Como si fuera ayer, además. Todo vino como consecuencia de un polémico artículo escrito por mí que José Enrique Moreno tuvo a bien publicar en “El Correo de Andalucía” y donde se ponía en negro sobre blanco el destino de la mayoría de los toros que habían sido rechazados en la feria de Abril sevillana de 1999. Hacía años había cogido afición por seguirle la pista a los animales que iban quedando como sobreros o que se rechazaban en las plazas, y la verdad es que eso me hizo conocer multitud de historias curiosas. Sin embargo, la polémica que creó aquel artículo fue grande, ya que uno de los desechados en Sevilla  acabó lidiándose nada menos que en Las Ventas. En una plaza de Madrid que entonces era mucho menos “amable” que en la actualidad.
      Recuerdo también que una persona cercanísima a la empresa de Sevilla me recomendó no meterme en esas historias. Ya se sabe, la “omertá” que impera en esto,  y que hoy en día lo hace muchísimo más  que antes. Pero, lo que son las cosas, el director adjunto de 6Toros6,  que en aquellas calendas era Paco Aguado, leyó aquel artículo y me llamó para pedirme que lo publicase en su revista. Fue mi debut en ella. Me apresuro a aclarar que por aquel entonces 6T6 era la mejor revista taurina a nivel mundial y en sus páginas no escribía precisamente cualquiera que pasara por allí, sino gente de trayectoria más que reputada y cuya palabra era casi ley.
     El caso es que, publicado aquello, al contrario de lo pronósticado por el adláter de Canorea, llegaron muchos más beneficios que perjuicios para el firmante. Pero, claro, eran otros tiempos, muy distintos a los que actualmente nos toca vivir, porque si ahora uno de los incipientes informadores taurinos que intenta abrirse paso destapara algo así, seguramente obtendría muchos más calentamientos de cabeza que parabienes.


 "Noctámbulo", nº 35, del guarismo 12 (Foto Aplausos)

"Indecente", nº 35, del guarismo 13 (Foto Aplausos)


     Viene esta intro a colación de lo ocurrido el otro día, concretamente el jueves 18 de mayo, en la plaza de Las Ventas, donde el acta (que deduzco tiene carácter de documento oficial) reseñaba los datos de un toro que finalmente no fue lidiado esa tarde en su plaza, y sí ocho días más tarde en la de Córdoba, que también es de primera, lo cual daba lugar a un hecho jocoso, la "resurrección" de un toro de lidia.
     Contado el tema en esa hoja parroquial  del S.XXI que es Twitter, nadie –y hace días ya- ha dado la mínima explicación. Tan sólo el presidente del festejo dijo en uno de sus tuits que a quien había que preguntarle era al propietario. Un ganadero que, bajo mi humilde punto de vista, fue el único que obró con absoluta escrupulosidad. 



 Acta del festejo del 18 de mayo en Madrid  donde se reseñan los dos nº 35 de Parladé, uno rechazado por falta de trapío y otro aprobado. Aparece como 1º de lidia "Noctámbulo-35"

Acta del festejo en Córdoba, día 27 de mayo, nueve días después de la corrida de Madrid,  donde aparece reseñado nuevamente "Noctámbulo-35"
      Así que, como algunos han intentado eso tan común de "matar al mensajero" y otros incluso han querido ponerme a malas con ese señor que se llama Juan Pedro Domecq, dueño de Parladé que, repito, actuó es-cru-pu-lo-sa-men-te, y para no dejar la mínima duda sobre que mi actitud para nada era algo así como lanzar la piedra y esconder la mano, voy a dar mi versión de los hechos y, si no se ajusta a realidad, espero que alguien la rebata.

     - Parladé embarca varios toros con destino a la corrida del 18 de mayo, entre ellos dos que están marcados con el mismo número, el 35, si bien uno es el guarismo 2 y otro del 3 (por tanto, uno cinqueño y el otro cuatreño), con hechuras y, sobre todo encornaduras, muy distintas entre sí.

      - De los dos, tal y como se aprecia en el acta firmada por los integrantes del equipo que acompaña a esta publicación, uno es rechazado “por falta de trapío”, en tanto que otro pasa el reconocimiento veterinario, pasando a ser primero de lidia tras el sorteo reglamentario.

      - Ese toro, marcado con el nº 35, del guarismo 3, realmente atiende por “Indecente”, es de pelo negro listón y corresponde a Curro Díaz. Pero, sin embargo, en el acta se reseñan los datos del otro nº 35, el ciqueño.

      - El otro 35, llamado “Noctámbulo”, negro bragado meano, que por cierto ya conocía los vientos de Madrid por cuanto ejerció como sobrero en la corrida que tuvo lugar en Vistalegre el 21 de febrero de 2016, vuelve al campo, y es embarcado nuevamente con destino a Córdoba, donde finalmente se lidia como 6º bis el 27 de mayo, cortándole Cayetano una oreja. 

"Indecente", nº 35, primero de la tarde en Madrid, 18-V-2017 (foto las-ventas.com).


 "Noctámbulo", nº 35, guarismo 2, en los corrales de Vistalegre, febrero de 2016. 

"Noctámbulo", nº 35, g-2, en los corrales de Córdoba, 27 de mayo de 2017 (Foto FIT)

"Noctámbulo", nº35, g-2, lidiado como 6º bis en Córdoba por Cayetano, 27-V-2017 (Foto J. C. Millán)


- El toro llegó a Córdoba con absolutamente toda su documentación en regla, siendo revisada por el equipo gubernativo de esa tarde, de lo cual se deduce que el error de todo este embrollo está en Madrid y en las autoridades que velaron por el desarrollo del espectáculo el jueves 18 de mayo.

    - Lo triste es que, en vez de reconocer dicho error, se hayan querido echar balones fuera, buscar culpables donde no los hay y hasta insinuar conspiraciones. Aunque más triste aún es que en una plaza como Madrid pueda haber lugar a que un acta oficial presente errores de bulto de tal calibre.

    - Y así acaba la historia del toro “resucitado” que, evidentemente no fue tal, por cuanto el que entregó su vida en Madrid fue “Indecente” y el de Córdoba el famoso “Noctámbulo”. No hay más vuelta de tuerca y ni ganadero ni la UCTL tienen nada que ver con el tema porque, en definitiva, todo ha sido solamente –supongo- un traspapelado de certificados de nacimiento que, la verdad, a mí me resulta inconcebible que pueda ocurrir en una plaza como Madrid. Eso sí, bien siento que haya sido en una de las corridas donde estuvo en el cargo el presidente más transparente que ha pisado en décadas el palco de Las Ventas.




     Eso sí, ¿os imagináis la de responsabilidades que se pedirían en un partido de Champions si se consumase una alineación indebida?. Pues aquí, en esto del toro, ni pasa ni pasará nada. Vamos, que cualquier día se lidia en San Isidro un toro que haya estado haciendo kilómetros como sobrero de figuras en plazas de tercera el año anterior. Eso, si es que semejante barbaridad no ha ocurrido ya, que todo es posible... 

No hay comentarios: