jueves, 28 de mayo de 2015

Puntualizando... (sobre los Alcurrucén de Madrid)

       Tarde del miércoles 27 de mayo. Quinto toro de la tarde en Las Ventas. El teléfono suena para decirme que he sido mencionado en la retransmisión de Canal Plus Toros. En concreto, comentando que yo había escrito en Twitter que ese toro, quinto de la suelta, había estado de sobrero el año pasado en Toledo.
      La verdad es que no pensaba que algo plasmado en Twitter iba a tener semejante repercusión. Cierto es que a primeras horas de la tarde de ayer conté a grosso modo el “periplo viajero” de algunos toros, en concreto tres, de los seis que se iban a lidiar un par de horas más tarde (por cierto, los dos sobreros también tenían su historia al respecto).  Después llegaron diversas interpretaciones sobre lo escrito, así que voy a explicar el tema para que quede bien claro lo que dije, o mejor dicho, escribí en la red social de marras.

"Barberito-83" y su reseña en Zaragoza


Sea como fuere, los tres últimos toros de Alcurrucén, todos cinqueños, habían estado el año pasado o reseñados o enchiquerados en otras plazas (y algunos las dos cosas). Para empezar -y guiándonos por el orden en que han ido saliendo- el cuarto, “Barberito-83”, había sido segundo sobrero en Zaragoza  el 9 de octubre de 2014, tarde en la que Daniel Luque se encerró con seis toros de diferentes ganaderías. Pesó 560 kilos en la capital maña y 553 en la madrileña siete meses más tarde. 

 "Limonero-167", quinto de la tarde, y su reseña en Toledo (19/06/2014)


Más curioso es el caso del quinto de ayer, “Limonero-167”, que fue primer sobrero en la corrida del Corpus que tuvo lugar en Toledo el 19 de junio de 2014, con Enrique Ponce, El Juli y Sebastián Castella
anunciados para estoquear toros de Garcigrande. Volvió al campo y tiempo después estaba en el cercado de los destinados a ser lidiados en Albacete. Por cierto, dio 505 kilos en Toledo por 543 en Las Ventas. Una curiosidad más, el otro sobrero de esa tarde toledana -también de Alcurrucén- se lidió días después en Burgos. 


"Flautista-16", sexto de la tarde
     Y, por último, el sexto de ayer, “Flautista-16”, segundo sobrero en Albacete los días 10 y 11 de septiembre de 2014. El primero, con Miguel Abellán, Daniel Luque y Juan del Alamo en el cartel para lidiar toros de Alcurrucén; el otro, con Finito de Córdoba, Miguel Angel Perera y Alejandro Talavante con astados de Fuente Ymbro. Este fue el que más pesó de todos en su primer destino, ya que dio 596 kilos en la báscula manchega, mientras en Madrid, ocho meses después, arrojó 536.
     Esa es la historia de los tres toros viajeros de la vigésima del abono madrileño. Quizá el cartel más lujoso de toda la feria. Por eso mismo, al comprobar los datos del sorteo ayer por la mañana me sorprendió una barbaridad ver que tres de los seis que iban a salir por la tarde habían estado “de viaje” el año pasado. Más aún cuando en “El Cortijillo” los hermanos Lozano tienen toros más que de sobra para haber completado la corrida sin problemas. Pero bueno, dicen que más sabe el loco en su casa que el cuerdo en la ajena. Y como muestra, ese “Jabatillo” al que Sebastián Castella ha cortado las dos orejas poniendo a todo el mundo de acuerdo.
     Por cierto, si averiguo una cosilla de él detrás de la que estoy, lo mismo sale un post curioso… 

4 comentarios:

Gonzalo Ramos Aranda dijo...

LA FRAGANCIA DE CASTELLA

“Una faena en la cumbre, quiera Dios se haga costumbre.”

Vigésima la corrida,
que San Isidro decida,
en histórico festejo,
gran cartel, del sol reflejo.

Sebastián, ¡viva la Francia!,
dio muestra de su fragancia,
en Las Ventas, fue Castella,
torero de digna estrella.

Vestido, tabaco y oro,
santiguado fue su imploro,
muy formal, fiel paseíllo,
soñando en el propio brillo.

Astado serio, sincero,
de la tarde fue el tercero,
cuernos altos, colorado,
bella estampa, asaz armado.

“Jabatillo”, se llamaba,
raza fuerte, estirpe brava,
los genes al cien por cien,
divisa de Alcurrucén.

Capote pulcro, educado,
con tersura dibujado,
“chicuelina” pinturera,
suave media a la cadera.

Varilargas son las jaras,
polémico tercio, varas,
verónicas en el quite,
arte joven se transmite.

Que decir de la muleta,
tela roja cual veleta,
faena por naturales,
suertes espectaculares.

Público puesto de pie,
de tal magia me apropié,
con ambas manos, maestro,
¡que zurda, del galo diestro!

Un fino lance cambiado,
molinete destacado,
trincherillas, el desprecio,
pases que no tienen precio.

Con ritmo, profundidad,
la templanza sin piedad,
largueza de cabo a rabo,
en mi memoria lo grabo.

El deseo del ganadero,
dualidad, toro, torero,
hermanados en la lidia,
entregados, sin perfidia.

Toro que humille, que embista,
que nunca pierda la pista,
que tenga un tranco de más,
que muestre siempre esa faz.

Y, un hombre, torero, esteta,
tauromaquia de etiqueta,
que conduzca acometida,
de manera muy sentida.

Cóncavo, feliz, convexo,
final, genial, genuflexo,
matador tozudo, exalto,
estoconazo, en lo alto.

Toda tienta así germina,
ser humano, adrenalina,
vuelo de pañuelos blancos,
tendidos, aplausos francos.

Presidente justiciero,
par de orejas, premio entero,
“Jabatillo”, vuelta al ruedo,
arrastre despacio, quedo.

Finca del “Egido Grande”,
pasto verde que se expande,
Pablo Lozano Martín,
este triunfo buen festín.

Por el peto, por la espada,
dos “peros” que no son nada,
como la nube que empaña
el astro de la mañana.

Puerta grande bien lograda,
española tan deseada,
un francés que sale a hombros,
que no cesen los asombros.

En Madrid se toca el cielo,
toreando con mucho celo,
surtió efectos la oración,
Castella, en su mejor versión.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 27 de mayo del 2015
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

Juan Hidalgo Muňoz dijo...

Más claro imposible, buena información!!

Baldomero dijo...

Maestro te las sabes todas!

AlvaroJ dijo...

Deseando que cuentes esa curiosidad!!